LOS MEJORES LIBROS SOBRE LENGUAJE CORPORAL A UN PRECIO ESPECIAL

La Comunicación no Verbal

La comunicación no verbal engloba todos aquellos intercambios de información entre dos o más personas en los que parte o toda la información que se transfiere se hace por medios diferentes a los del lenguaje hablado. Es decir, es aquella en la que las vías de comunicación que se abren no usan (necesariamente) el habla para transmitir el mensaje; o dicho de otra forma, el mensaje se trasmite total o parcialmente sin usar el idioma, sin que el significado se comunique a través de palabras sino a través de otros medios. ¿Qué medios?



Estos medios pueden ser muy variados, desde gestos, sonidos, posturas, imágenes, símbolos, actitudes, tiempos, distancias... y todo ello contribuye a conformar o matizar el mensaje, por lo que todos ellos son tipos de comunicación no verbal. Pongamos un ejemplo: un persona señalando con el dedo (o no) en una dirección. Veamos para este caso algunos ejemplos de comunicación no verbal, ejemplos que nos muestran como puede usarse y con qué finalidad:


  • Postura: supongamos que una persona está parada, con un brazo extendido con el dedo índice señalando en una dirección. En este caso la postura nos indica un mensaje claro: nos indica la dirección a la que debemos dirigirnos o en la que se encuentra lo que buscamos.
  • Gestos: si esa misma persona nos hace algún tipo de gesto al señalar, es posible que esté aportando más información, como por ejemplo el camino que debemos seguir para tomar esa dirección (por ejemplo si su dedo gira en el aire siguiendo un camino imaginario) o la premura con la que hay que dirigirse hacia allí (si agita rápida y violentamente su dedo en esa dirección)
  • Sonidos: supongamos que la persona hace sonar un silbato al mismo tiempo que señala; en este caso está llamando nuestra atención  más fuertemente y nos da una información subjetiva sobre su autoridad para indicarnos la dirección (puede ser un guardia de tráfico, por ejemplo, que nos exorta a seguir esa dirección, con su autoridad, y de inmediato)
  • Símbolos: la persona que indica la dirección con el índice extendido podría sustituirse perfectamente por una señal con una flecha indicando la dirección. Es este caso sustituimos el gesto o la postura por un símbolo. Sigue siendo comunicación no verbal igualmente, pero en este caso la persona que comunica estuvo allí anteriormente y dejó un símbolo para comunicar a los que vengan detrás.

En definitiva, vemos que son muchas las maneras en las que se presenta la comunicación no verbal. Por ello este campo es extraordinariamente extenso y por ende difícil de dominar, ya que engloba muy diversas técnicas y herramientas que aportan significación al mensaje.

Entonces, hasta ahora hemos visto, a través de los ejemplos de comunicación no verbal, que según las técnicas que utilice, la proporción de información que aporte, y la finalidad de la misma, la comunicación no verbal se expresa de una u otra forma diferente; pues bien: cada una de estas formas recibe el nombre de lenguaje no verbal, ya que cada una conforma un lenguaje en sí misma. Es decir, existen muchos lenguajes no verbales diferentes, todos los cuales se engloban bajo el mismo concepto de comunicación no verbal. Cada lenguaje no verbal recibe un estudio diferenciado porque usa elementos diferentes y persigue un fin diferente.

Es importante recalcar que la comunicación no verbal puede servir tanto para trasmitir mensajes completos, en los que toda la información va contenida en estructuras no verbales, como para reforzar, matizar o complementar la información comunicada verbalmente, hasta el punto en algunas ocasiones de cambiar radicalmente el significado del mensaje oral (la comunicación verbal y no verbal pueden ser incluso contradictorias). Veámoslo en el mismo ejemplo de comunicación no verbal anterior, el de la persona que señala en una dirección:

  • Mensaje independiente: supongamos que vamos conduciendo y nos encontramos en medio de la calle un guardia urbano señalando repetitivamente hacia una calle lateral. En este caso el mensaje está completo con la postura o el gesto: nos prohíbe continuar por la calle por la que vamos y nos obliga a girar hacia la calle lateral. No se necesita mensaje oral, con el lenguaje no verbal se trasmite el mensaje completo
  • Complemento del mensaje oral: imaginemos una persona en la calle gritando "¡al ladrón! ¡me han robado la cartera!" y señalando con el dedo hacia otra persona que corre en dirección contraria. Ahí hay un mensaje verbal ("me han robado") y un mensaje en lenguaje no verbal que completa al mensaje oral ("ESE de ahí es el ladrón que me ha robado")
  • Negación del mensaje oral: supongamos unos niños jugando al escondite, el primero de ellos cuenta a diez con los ojos cerrados mientras el resto corren a esconderse para que el primero no les encuentre. Uno de los que corre le grita a otro "¡Alejandro, detrás del árbol hay sitio, escóndete ahí!" mientras que señala con el dedo, no hacia el árbol, sino hacia unas rocas que hay en el otro lado; esto lo hace con la finalidad de que el niño llamado Alejandro se esconda en las rocas, pero el que tiene los ojos cerrados crea que realmente Alejandro está escondido en el árbol. Aquí el mensaje no verbal corrige al oral en un sentido totalmente opuesto (con la finalidad de engañar a un tercero, que ha oído el mensaje oral pero no ha podido ver el gestual)

En resumen, podemos ver cómo las funciones de la comunicación no verbal son las de sustituir o complementar a la comunicación verbal, trasmitiendo información de una persona a otra sin el uso de palabras (es decir, sin usar el lenguaje hablado ni el lenguaje escrito). Esta forma de comunicación puede expresarse en formas muy diferentes, con usos y finalidades diferentes, que implican distinos lenguajes no verbales; y con ellos se pueden expresar mensajes independientes o complementar mensajes ya expresados por vía oral. Las formas de comunicación verbal y no verbal se complementan perfectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú que piensas? Anímate a comentar...

Pulsa en el botón de Twitter, Facebook o Google+1