LOS MEJORES LIBROS SOBRE LENGUAJE CORPORAL A UN PRECIO ESPECIAL

Mostrar la palma de la mano: STOP


Mostrar la palma de la mano: STOP
¿Qué hacemos cuando queremos indicarle a alguien que se pare o se detenga? El gesto universal para indicar parada  es el de extender la mano extendida en posición vertical, mostrando la palma hacia el interlocutor al que se le qiere trasmitir la orden de parar. ¿Cuándo y cómo usaremos este símbolo?

Si nos fijamos, el hecho de que la mano en vertical mostrando la palma signifique parada viene de la forma en que pararíamos un objeto o una persona que viniera hacia nosotros. Pongámonos en situación: alguien viene hacia mí corriendo, o incluso ni siquiera tiene que ser una persona, podría ser un objeto de grandes dimensiones rodando hacia donde me encuentro: ¿Cómo intentaríamos pararlo? ¿Que puedo hacer para que el objeto o persona detuviera su marcha? ¿Como podemos evitar que me arrolle?


  • Obviamente mi reacción será la misma que la tuya o a que tendríamos cualquiera de nosotros: intentar detenerlo con nuestras manos, poniendolas po delante protegiendo nuestro cuerpo.

Efectivamente ese es el gesto intuitivo que todos identificamos con la detención de algo que está en movimiento. Y mentalmente extendemos este gesto a cualquier parada o detención.

Por eso, cuando alguien está moviéndose y queremos indicarle que se pare, le mostramos la palma de la mano, extendida verticalmente, para trasmitirle el mensaje de parada. Tanto es así que el gesto, en un ámbito, ha trascendido de lo puramente gestual o intuitivo para convertirse en un icono o símbolo plenamente aceptado e instituido:

  • Se trata del lenguaje que utilizan los guardias de tráfico. De forma universal, en cualquier país del mundo, si un guardia, policía, militar, o cualquier otra autoridad nos hace el gesto de mostrarnos la palma de la mano, nos estará dando una orden clara e inequívoca: debemos detenernos inmediatamente.

El gesto puede verse muy reforzado si se acompaña con un movimiento repetitivo de la mano de atrás adelante. En ese caso estaremos indicando que la parada debe ser rápida, inmediata, urgente, trasmitimos mayor importancia o rapidez de la necesidad de detención. Cuanto más rápidos  violentos sean los movimientos, más estaremos llamando la atención de nuestro interlocutor, porque probablemente más urgente sea la parada.

Otra forma de reforzar este gesto, de hacerlo más visible y mas palmario, es utilizar las dos manos en vez de una, tal y como se muestra en la imagen que acompaña a este artículo. Siempre las duplicidades y las repeticiones redundan en el significado de una señal.

Antes de finalizar, un apunte más: este gesto, realizado con una o dos manos, es un símbolo que ya ha trascendido del ámbito de detener un movimiento, ámbito del que proviene, para pasar a aplicarse en todas las circunstancias de la vida.

  • Por ejemplo, al pedirle a un músico que haga una pausa en su interpretación, a un orador que interrumpa su discurso, o a un trabajador que debe pausar su tarea, usaremos el mismo sígno con los mismos condicionantes ya expuestos.

Por último, no olvides compartir esta información, pulsa en los botones de facebook y twitter en el lateral. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú que piensas? Anímate a comentar...

Pulsa en el botón de Twitter, Facebook o Google+1