LOS MEJORES LIBROS SOBRE LENGUAJE CORPORAL A UN PRECIO ESPECIAL

Espalda Recta: Seguridad, confianza, decisión

Observa la foto que acompaña este artículo ¿Qué te trasmite? La imagen en blanco y negro, el espeso bosque al que se dirige la niña, lo solitario del ambiente en general y la soledad de la niña en particular... Todos los símbolos apuntan, en teoría, al miedo, al temor, son signos de un panorama amenazante, casi trágico. Si no fuera por el lenguaje corporal, esta imagen sería una fuente de terror y pánico...


La imagen es la de una niña sola, indefensa, que avanza desprotegida hacia un entorno cada vez más lúgubre y aterrador. Se debería presagiar y una tragedia, se debería barruntar que algo malo va a suceder de una forma casi inminente.

Y sin embargo, ¿es todo eso lo que te trasmite la imagen? Rotundamente no. A pesar de lo tétrico que puede llegar a ser el paisaje, la imagen no trasmite ningún tipo de miedo ni de pánico. Al contrario, la niña parece dirigirse hacia el bosque con una rotunda seguridad, sin miedo, confiada.

¿Te das cuenta de como, en mitad de un panorama desolador, en un escenario que parece sacado de cualquier película de cine del género del terror, la niña parece tranquilizarnos, darnos la seguridad y la confianza de la que está avanzando en un territorio conocido? ¿Cómo logra que confiemos en su decisión de avanzar, cómo consigue que tengamos la seguridad que sabe lo que hace, hacia dónde va y cuál es su cometido?

En medio de una maraña de imágenes y símbolos negativos, inquietantes, casi tétricos, hay un elemento, un sólo elemento que nos reconforta, que nos da la seguridad y la tranquilidad. Y ese unico elemento, solo, sin más ayuda ni refuerzo, consigue por sí solo voltear completamente el concepto de la imagen, dar un giro copernicano a idea que se trasmite desde la observación de esta fotografía, consiguiendo que lo que estaba destinado a ser oscuro y aterrador, se convierta en algo luminoso seguro y confiado.

¿Cuál es ese elemento tan poderoso? ¿Qué tiene esta fotografía para provocar ese efecto tan fuerte de confianza al observarla? ¿Cual es responsable del mensaje positivo de la foto? ¿Qué imagen tiene tanta fuerza para enviarnos un mensaje tan positivo en medio de tantísima negatividad?

Hoy ya lo sabemos. Hoy hemos aprendido que el lenguaje corporal es la herramienta más poderosa para enviar un mensaje. Hoy sabemos que el lenguaje corporal tiene tanto poder que puede por sí mismo corregir e incluso invertir el sentido de un mensaje anteriormente enviado, haciendo que por sí mismo el mensaje pase a significar lo contrario de lo que significaba antes de la emisión de esta comunicación no verbal.

Mira de nuevo la foto que acompaña a este artículo. Observa la postura de la niña. Esa postura es la que ha cambiado radicalmente el significado de esta imagen. La niña camina absolutamente decidida hacia donde va. Su postura nos indica cual es su actitud ante el aterrador paisaje que la envuelve: seguridad, confianza, incluso descaro...

¿Como se realiza esta trasmisión de información? ¿Qué hay en la postura de la niña para provocarnos ese efecto? Podemos analizarla despacio: el andar es decidido, los pasos los da con absoluta confianza, la cabeza mira al frente, sin atisbo de huida o retirada. Pero lo más importante es la postura de la espalda: recta, erguida, sin indicios de retraimiento.

La espalda recta es uno de los símbolos más claros en el lenguaje corporal.Nos habla de la seguridad y autoconfianza de la persona. Esto es natural. Una persona con miedo tiende a encorvarse, a autoprotegerse.

Las personas con baja autoestima suelen caminar jorobadas, mirando al suelo, sin querer llamar la atención ni mostrar su presencia, haciendo que su espalda proteja a su cuerpo (como las cochinitas se enredan sobre sí mismas cuando sienten algún peligro) Por el contrario, las personas valerosas levantan la cabeza, miran al frente, sacan pechgo, se muestran levantados y erguidos en su totalidad. La espalda totalmente recta, mostrando toda su altura.

Por lo tanto, cuando queramos trasmitir una imagen de seguridad y confianza en nosotros mismos, cuando queramos mostrarnos como fuertes y seguros, ya sabemos lo que tenemos que hacer: imitemos a la niña que en la foto se adentra en un bosque sombrío y tenebroso. Levantemos la cabeza, echemos atrás los hombros, pongamos la espalda recta, adoptemos una postura erguida. Trasmitamos seguridad y confianza a los demás. Así de fácil.

¿Imaginas en cuantas circunstancias de la vida te va a ser útil esta información? A la hora de hacer una entrevista de trabajo, a la hora de una cita de pareja, a la hora de visitar a un cliente... Llevando la espalda recta y el cuerpo erguido vas a causar una impresión mucho mas positiva en esa persona que tanto te interesa que tenga buena opinión de tí.

Si te ha parecido útil esta información, solo te pedimos a cambio una mención en redes sociales. Compártenos en twitter, facebook, o Google+. ¡Gracias a tí!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú que piensas? Anímate a comentar...

Pulsa en el botón de Twitter, Facebook o Google+1